Regale Navidad
Mi cesta  

Lotes y Cestas con Vinos

El mejor acompañamiento para las celebraciones Navideñas. Conozca las selecciones exclusivas de vinos que le ofrecemos y las composiciones de nuestros baúles, lotes y cestas de navidad que lo incluyen.

Ver como Parrilla Lista

Artículos 61-75 de 180

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 61-75 de 180

por página
Fijar Dirección Descendente

Celebraciones señaladas con lotes y cestas de Navidad donde el vino es el protagonista

En la mesa en Navidad no puede faltar una o varias botellas de vino que acompañen los diferentes platos que disfrutaremos en compañía de nuestros seres queridos.

Para cada momento y para cada plato existe un vino que potencia su sabor. A continuación, mostramos los maridajes recomendados.

¿Qué vino y qué lote escojo?

  • El vino ideal para los quesos dependerá mucho del tipo de éste, ya que si hay infinidad de tipos de vino no son menos las variedades de quesos. Por lo general para quesos curados lo mejor será un vino tinto de Ribera de Duero o de Rioja Reserva o Gran Reserva:  un vino maduro y potente.  Para quesos azules un vino tinto joven para preservar el aroma y el sabor de estos quesos, y para los quesos tiernos y frescos vino blanco o seco e incluso vino dulce.
  • Para los mariscos un buen compromiso es un vino blanco o rosado seco o un blanco dulce como el albariño.
  • Carnes: Para carnes rojas sin duda un vino potente con crianza prolongada. Aquí los vinos de Rioja y Ribera de Duero Reserva o Gran Reserva encajan a la perfección. Para carnes blancas como el pollo o el pavo asado o a la plancha un vino blanco seco, y en guisos con salsa vinos blancos ligeros pero potentes.
  • Para los pescados blancos el vino ideal es el blanco seco tipo verdejo, ribeiro, vino turbio o incluso un vino blanco más floral y dulce como el albariño. Para los pescados grasos como el salmón, el atún o la trucha un vino blanco, aunque también marida bien un vino tinto joven.
  • Para los postres, vinos dulces y vinos generosos como el fino, el Oporto, Jerez o Pedro Ximénez que también encajan a la perfección con los frutos secos.