Es muy importante saber cómo servir un gin tonic para poder disfrutar del verdadero sabor de este cóctel. Sabemos que para disfrutar de un buen gin no hace falta mucho y que, como muchas cosas que tenemos en la vida, lo poco da mucho. Por ello, desde Cestas Martí queremos contarte cómo preparar y servir el Gin Tonic perfecto. ¡Sigue leyendo!

Proporciones para preparar un Gin Tonic

Aunque muchos de nosotros hacemos las proporciones a ojo y, a veces, conseguimos un buen resultado, lo ideal es seguir unas proporciones concretas que nos harán triunfar en el mundo de los gin tonics. 

Las proporciones excelentes para elaborar una buena bebida alcohólica, son de 50 mililitros de ginebra y 200 mililitros de tónica. Si sigue estas proporciones, el Gin Tonic tendrá aproximadamente unos 8 grados.

Ingredientes para preparar un Gin Tonic

Lo que necesita de manera esencial son, solamente, cinco ingredientes. Sin embargo, puede optar por usar un kit completo o de coctelería. Eso sí, con lo básico ya tienes más que suficiente:

Ginebra

Lo ideal es que la ginebra esté fría para retrasar el derretido del hielo. Es la primera bebida que debemos poner en la copa, ya que siempre va primero la bebida de mayor graduación alcohólica. Cuando ya tenemos elegida la ginebra que más nos gusta, es importante servirla sin pegar la botella al vaso. Por ello, necesitarás echarla desde una cierta altura. De esta manera conseguirá que la bebida se oxigene y libere sus aromas.

Tónica

Existen una infinidad de tónicas y cada una combina mejor con una u otra ginebra. Sea como sea, en el momento de servirla, se debe inclinar el vaso y deslizar la bebida por el cristal para no perder las burbujas. No hace falta que uses la cuchara trenzada, pues romperá las burbujas y son necesarias para darle gusto en el Gin Tonic.

Hielo

Para que el Gin Tonic quede perfecto, el hielo debe ser grande para que no se derrita fácilmente, grueso, compacto y duro. Su objetivo es enfriar la bebida, por lo que hay que poner lo suficiente para que la copa se note fría, pero no pasarse para que no podamos beberla. Recomendamos que el hielo no tenga agujeros en el medio, así tardará más en derretirse. La clave está en usar un hielo industrial, pues el hielo casero de nuestro congelador acostumbra a tener pescado, carne, … que darán aroma a nuestra bebida.

Cítrico

Debe escoger el cítrico según la ginebra que haya escogido. Necesitaremos cortar una rodaja y colocarla dentro del vaso. Incluso antes de servir la bebida, podemos aromatizar la copa con la misma piel que usamos. Usar un cítrico nos servirá para aromatizar el Gin Tonic, sin embargo, los más usados son el limón y la lima.

Vaso 

Es importante que el vaso tenga la capacidad suficiente para poder mezclar los ingredientes. No podemos servir el gin tonic en un vaso de tubo, pues su capacidad es muy pequeña, el hielo no entrará bien y la bebida se nos congelará al cogerlo con la mano. Lo más práctico es usar un vaso frío como una copa de balón o una vaso de sidra, pues al ser tan amplios tendrán la capacidad suficiente para que todos los ingredientes quepan.

¿Cuántos gin tonic salen de una botella?

Esta es la pregunta estrella y cuenta con una respuesta muy sencilla y fácil de recordar. Las bebidas tradicionales, como la ginebra, son las más versátiles y comunes. Los expertos en ella recomiendan ofrecer dos botellas por cada mesa de hasta diez personas. Hay que saber que por cada botella saldrán unos catorce gin tonics, más o menos. 


Ahora que ya lo tiene hecho, utiliza todos sus sentidos y disfruta de cada trago. De esta manera podrá apreciarlo en su totalidad. Recuerde que debe tomarlo sin pausa, pero tampoco sin prisa, pues no saboreará todo su gusto. Si lo bebe muy rápido no disfrutará enteramente, y si tarda demasiado los hierros se derretirán y le acabarán sacando el gusto. Desde Cestas Martí te ofrecemos un gran catálogo de Cestas de Navidad en los que, en ellos,  encontrará ginebras de alta calidad. ¡No espere más y hazte con ellas!