Cómo conservar correctamente el vino

Aunque pueda parecer que no es así, el vino es un organismo vivo que incluso dentro de la botella está en evolución constante. El vino es un líquido con vida y que necesita de ciertas condiciones específicas para seguir estándolo.

Los errores que puede estar cometiendo al conservar un vino

Aunque nuestro país es uno los líderes mundiales indiscutibles junto con Francia e Italia en cuanto a producción y consumo de vino, esto no significa que la mayoría de consumidores sepa conservarlo. A continuación vamos a repasar los errores más habituales que se cometen (y que incluso usted también ha cometido sin darse cuenta) a la hora de conservar correctamente un vino.

Guardar el vino en la nevera

Cierto es que disfrutamos más un vino si está fresco, pero la verdad es que el exceso de frío mata toda la personalidad al vino.
Cuando bajamos en exceso la temperatura del vino estamos eliminando muchos matices, propiedades y personalidad que hacen que vino se diferencie de otro.
Los vinos añejos y con mucha crianza son los que peor llevan el frío: se trata de vinos con mucha personalidad que han estado envejeciendo durante varios meses tanto en barrica como en botella, y el frío extremo apaga todos los matices por los que se distingue un vino de otro.

No conservar las botellas a temperatura estable

Las botellas de vino históricamente se han conservado en bodegas situadas bien en subterráneos o bien en edificios construidos en piedra o con un gran aislamiento. Este tipo de espacios conserva una temperatura más o menos estable durante todo el año, por muy bruscos que sean los cambios de temperatura en el exterior. Así que si tiene que conservar el vino en casa evite estancias donde haya una gran variabilidad térmica, como la cocina o el salón. Un armario del recibidor, el trastero o el cuarto de la lavadora (espacios donde normalmente no hay instalado sistema de calefacción porque no se necesita) son los mejores espacios. Si su casa no dispone de aire acondicionado en verano quizás es buena idea comprar una vinoteca o nevera para vinos.

Tapar una botella no terminada con el propio corcho

Cuando se descorcha una botella se producen una serie de reacciones químicas de forma inmediata cuando el vino entra en contacto con el oxígeno. Ese oxígeno permite al vino que muestre sus matices, pero eso también significa que lo “oxida”. esa oxidación significa que el vino empezará a perder sus propiedades poco a poco. Si vamos a consumir una botella a lo largo de varios días lo mejor es tapar esa botella con un tapón sintético que disponga de bomba de vacío para sacar el aire de la botella.

Consejos de conservación del vino

Para evitar los errores anteriores y conservar su vino en perfecto estado durante más tiempo puede seguir estos consejos:

  • Esconda sus botellas de la luz.
  • El color verde opaco de las botellas de vino lo protege de la luz UV.
  • Almacene el vino en un armario o una caja.
  • Mantenga la temperatura lo más estable posible.
  • Mantenga las botellas en posición horizontal.
  • Mantener el corcho húmedo y no reseco ayuda a que la botella se mantenga estanca.