Ahora que tenemos la primavera a una semana de distancia y en parte motivados por las benignas temperaturas de las que estamos gozando en nuestro país, en Cestas Martí le proponemos una receta casera para aprovechar ese turrón de la cesta de navidad que todavía no se ha terminado. En el artículo de este mes le vamos a enseñar a preparar un delicioso helado de turrónpara endulzar sus comidas familiares de los domingos.

Compruebe que el turrón esté en buen estado

El turrón es un alimento que se conserva en buen estado durante muchos meses, así que si dispone de un par de tabletas sin abrir no debería preocuparse demasiado por su estado. Sin embargo en el caso de estar abiertas o de tratarse de turrones de navidades anteriores y con la fecha de caducidad cercana sí puede ser que las almendras y frutos secos estén pasados y otorguen al conjunto del turrón un gusto rancio. En cualquier caso es interesante probar un trocito de los turrones que vamos a utilizar antes de empezar a cocinar para estar seguros que mantienen todo su sabor.

El mejor turrón para helado: el de Jijona

Para la preparación del helado de turrón es muy recomendable utilizar turrón de jijona, por dos razones fundamentales:

  1. Su untuosidad nos permitirá ligar la crema mejor
  2. Ya está triturado lo que nos ahorrará trabajo

Ingredientes

  • Una tableta de 300 grs de turrón de Jijona
  • 300 ml de leche entera
  • 400 ml de nata de montar
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 yemas de huevo
  • Limón
  • Canela
  • Sal

Preparación

  1. En un cazo a fuego lento caliente la leche, la nata, un par de rodajas de piel de limón y un poco de canela. No debe dejar que hierva o se cortará la mezcla: no pare de remover.
  2. En otro cazo añada las yemas y la miel y bata a mano o con batidora eléctrica.
  3. En el cazo de la leche y cuando la textura de la mezcla sea espesa, como si se tratase de una natilla, añada la mitad de la tableta de turrón a pedazos. Remueva la mezcla hasta que obtenga un color homogéneo.
  4. Mezcle el contenido de los dos cazos y siga removiendo a fuego muy lento.
  5. Deje enfriar la mezcla obtenida en la nevera durante al menos 4 horas
  6. A partir de este punto, y si va a preparar el helado manualmente, es hora de pasar la mezcla al congelador y remover la mezcla cada 10 minutos para romper la cristalización. Cuanto más remueva más cremoso quedará el helado. Si dispone de heladera podrá acelerar este proceso.
  7. Remueva un total de 6-8 veces para romper la cristalización del hielo y conseguir un helado cremoso.
  8. A partir de ahí ya puede dejar el helado en el congelador para servirlo cuando lo necesite.
  9. Cuando vaya a servir el helado espolvoree un poco de la mitad del turrón que reservó por encima
  10. ¡Buen provecho!