Aunque el concepto es el mismo, existen diferencias notables en lo que se conoce como una cesta y un lote de Navidad. Mucha gente confunde ambos términos o cree que significan lo mismo, cuando en realidad no es así. En este artículo le vamos a explicar cuáles son estas diferencias y qué formatos existen además de la cesta y el lote.

Cestas de Navidad

Se trata del formato clásico de cesta llena de productos típicos navideños. Las cestas de Navidad auténticas se presentan fabricadas en mimbre, con asas, esmaltadas en diversos colores y decoradas con motivos navideños. Las cestas navideñas pueden tener más de un piso (hasta cuatro pisos) donde colocar los productos para obtener una presentación muy atractiva. También existen otros formatos como cestas fabricadas con materiales, por ejemplo:

  • - Cestas fabricadas en fibras que imitan al esparto
  • - Cestas fabricadas en madera

La cesta de Navidad es el producto por excelencia y el usado para preparar aquellas cestas más premium. Todos los productos presentes en la cesta se presentan perfectamente acolchados y envueltos en papel protector y celofán, perfectamente acondicionados para que la cesta pueda llegar en un estado inmejorable.

Lotes de Navidad

Los lotes de Navidad se parecen a las cestas de Navidad en cuanto a su contenido, con la diferencia de que un lote de Navidad se presenta en una caja, normalmente de cartón. El lote de Navidad es más fácil de transportar que la cesta y están disponibles en dos formatos:

  • - Formato de caja con asas
  • - Formato de “trolley” o carro para un fácil transporte

En ambos casos la caja viene perfectamente acolchada para que ninguno de los productos que contiene sufra daños durante su transporte, manipulación, entrega y transporte hasta casa. Una característica diferencial de los lotes con las cestas es que los primeros ofrecen modelos mucho más económicos y sencillos. En concreto en Cestas Martí disponemos de más de 50 modelos diferentes de lotes de Navidad con un precio que empieza en 9,99€. La razón principal es que el lote es más sencillo de preparar que una cesta, ofreciendo más flexibilidad y requiriendo de menos mano de obra, lo que repercute en el precio final del mismo.

Otros formatos

Además de la cesta y el lote, existen otros formatos que quizás pueden ser interesantes. Vamos a verlos brevemente.

Baúles y bandejas

Se trata de pequeños obsequios presentados en baúles con asas o bandejas planas, en varias medidas y capacidades.

Cajas de madera

Son cajas de madera de apertura corrediza superior o lateral, igual que las cajas para botellas de vino. De hecho, muchos de los modelos de cajas de madera son para regalar botellas de vino, aunque también se pueden añadir productos gourmet como embutidos, quesos y turrones.