Luego de las celebraciones navideñas o una reunión en casa, ¿les ha pasado que les sobra botellas abiertas con el vino que compraron o les regalaron en las cestas de navidad y no saben cómo conservarlo ni aprovecharlo? En Cestas Martí os damos algunos consejos para utilizar los restos de esta excelente bebida y cómo conservarlos para que no se estropeen.

Usar el vino para cocinar

Esta manera de aprovechar el vino es la más conocida y practicada por todos. Puedes encontrar una gran variedad de recetas que incluyen esta bebida entre sus ingredientes, como los estofados, rissotos, salsas, maridajes, entre otros. Sin duda es una opción muy buena y fácil.

Además, para poder conservar las sobras, las pueden congelar en las cubiteras y guardarlas en bolsas para que así saquéis solo la cantidad necesaria que requiera la receta del día.

Limpiar manchas de grasa

¿Habéis escuchado de este beneficio del vino blanco? Aunque parezca raro, este tipo de licor de uva tiene un alto grado de acidez por lo que permite quitar los restos de aceite de manteles, los que más se ensucian en las celebraciones o mármol de la cocina.

Hacer vinagre

Si definitivamente no os va la cocina con vino, podéis optar por hacer vinagre con los restos, solo es cuestión de dejar que la naturaleza haga lo suyo y el vino se oxide hasta convertirse en acético. Para este proceso se necesitará más de dos semanas aproximadamente.

Elaborar una mascarilla para la piel

Los poderes antioxidantes del vino también se pueden aprovechar para darle brillo a su piel, sobre todo a la del rostro. Se puede aplicar directamente como un tónico o mezclado con un poco de miel (2 cucharadas de vino y cuatro de miel) por al menos veinte minutos. El resultado será increíble.

Curar golpes o hematomas

Otro truco bastante casero de aprovechar el vino, y que viene desde tiempos antiguos, es tomar un poco de pan empapado con este licor y aplicarlo sobre un hematoma para curarlo más rápido. Este beneficio se debe a los flavonoides que contiene esta bebida y actúa como un desinflamatorio.

Beber con amigos

Y, por último, el consejo más práctico y divertido es terminar las sobras junto a sus amigos o familiares en una reunión improvisada o planeada, entre risas y buena compañía. Eso sí, el consumo tiene que ser rápido porque se puede estropear o perder su sabor original. ¿Con cuál de estos consejos os quedáis?

Para conocer toda la variedad de vinos que Cestas Martí incluye en sus cestas o cajas de navidad cada año, puede mirar los diferentes productos que ofrecemos, además de nuestra bodega de vinos y cavas.