Cuando compramos un jamón ibérico buscamos la mejor calidad posible en cada pieza. Si está pensando en comprar un jamón durante los siguientes días/semanas puede ser que opte por una paleta (o que se la ofrezcan), pero ¿sabe qué diferencia una paleta de un jamón? En esta entrada de nuestro blog vamos a repasar la diferencia entre ambas piezas.

Principales diferencias entre jamón y paleta

La diferencia más notable entre un jamón ibérico y una paleta es su anatomía. Mientras que el jamón es una de las patas traseras del cerdo, la paleta es una de las patas delanteras. Esto significa que una paleta siempre será mucho más pequeña que un jamón, siendo está alrededor del 60% del peso y tamaño de un cuarto trasero de un cerdo.

Más carne en el jamón que en la paleta

La anatomía del cerdo también hace que los cuartos traseros tengan mucha más masa muscular (mucha más carne) los cuartos delanteros. Tener más carne también facilita el corte de la misma, así que si usted es un cortador de jamón bastante novato empezar por una paletilla no es demasiado buena idea, ya que el porcentaje de hueso respecto a carne es más elevado en la paleta que en el jamón.

Tiempos de curación más largos para el jamón

Los jamones, al tener más cantidad de carne que las paletas normalmente necesitan periodos de curación más largos. Por ejemplo un jamón ibérico llega a su estado óptimo de curación aproximadamente los 36 meses, cuando una paleta alcanza ese mismo estado con tan solo 24 meses de curación.

Distintos sabores entre jamón y paleta

Realmente es bastante complicado diferenciar a través del gusto un corte procedente de un jamón respecto a uno procedente de una paleta. Sin embargo, de forma habitual la carne procedente de una paleta es algo más intensa y tiene algo más de grasa, grasa que resulta perfecta si se va a consumir a lo largo de un periodo de tiempo más largo (la grasa ayuda a conservar la pieza). El consumidor habitual normalmente no distinguirá el sabor de una paleta del sabor de un jamón.

Precio: algo más bajo en las paletillas respecto a los jamones

Si la variable económica es un factor a tener en cuenta para usted quizá sea una buena idea escoger una paletilla. Aunque normalmente los vendedores (y cualquier consumidor no especializado) asociará un mayor precio a una mayor calidad de la pieza, esto no tiene por qué ser así. Las paletillas normalmente son más económicas por el mero hecho de necesitar menos meses de curación, como hemos visto en el apartado anterior. También influye que la pieza sea más pequeña, lo que hace que además de un precio por kilo algo más bajo, el peso total de una paletilla sea menor respecto a un jamón.