El queso es el aperitivo por excelencia en comidas o cenas multitudinarias, y uno de los principales ingredientes de una cesta de Navidad. Esto es debido a muchos motivos: le gusta a casi todo el mundo, es fácil de presentar, es poco perecedero y combina con muchas comidas, entre otros motivos. La comida o cena navideña es uno de los eventos más importantes del año, y debemos de estar a la altura con todos los detalles. En este artículo vamos a ayudarle a elegir el mejor queso para su mesa navideña.

¿Cómo elegir el mejor queso para mi mesa navideña?

Puesto que el queso es un acompañante y rara vez constituye el plato principal en este tipo de eventos, debemos fijarnos bien con qué lo vamos a combinar. Es muy recomendable adaptar el queso a si vamos a comer carne o pescado, por ejemplo, o qué vino vamos a tomar. A continuación daremos unas ideas para que su paladar y el de sus invitados lo pasen genial. Y si usted está buscando el mejor queso para su mesa navideña, en nuestra página encontrará una amplia selección de cestas de Navidad con queso de la más alta calidad.

Qué queso elegir si vamos a servir jamón

El fuerte sabor de este embutido hace que tengamos que elegir un queso acorde. Dentro de los quesos nacionales tendríamos que destacar el manchego, debido a su carácter fuerte y excelente sabor. Si nos vamos al extranjero, un queso que combina de forma excelente con el jamón es el emmental, debido a su sabor afrutado y textura gomosa.

Qué queso elegir si vamos a servir salmón

El salmón es un acompañamiento casi obligatorio en las mesas navideñas de nuestro país. Debido al particular sabor de este pescado debemos elegir un queso que se adapte bien para no solapar su sabor. En este caso combina perfecto el queso brie, debido a su textura suave, cremosa y sabor sutil. El camembert también sería una buena opción a combinar con este aperitivo, y si queremos realzar su sabor podemos añadirle un poco de aceite de oliva virgen extra.

Qué queso elegir según el vino

El vino y el queso son una combinación perfecta para servir en esta festividad, sin embargo existen ciertas reglas que debemos seguir si queremos tener éxito al realzar ambos sabores. Ambos son complejos en cuanto aroma y profundidad, y tienen procesos de envejecido. Para que estos sabores no choquen es importante no mezclar un queso elaborado con un vino envejecido, sino que deben ser opuestos, una combinación de un queso suave con un vino complejo, o viceversa.

Las reglas a la hora de combinar un vino suelen tener que ver con el color, como por ejemplo vino tinto con carne o vino blanco con pescado. En este caso no es así, si optamos por un queso fresco, deberemos acompañarlo con un vino afrutado y suave. Si el queso es oscuro y fuerte, deberemos acompañarlo con un vino fuerte. También es importante tener en cuenta el contraste de sabores, si por ejemplo el queso que servimos tiene un sabor salado deberemos combinarlo con un vino más dulce. Si está buscando un buen vino para acompañar su mesa, no dude en visitar nuestra bodega de vinos y cavas.

En definitiva, si queremos tener éxito a la hora de elegir un queso para nuestra mesa navideña, debemos tener bien presente de qué va a estar acompañado, y elegirlo acorde a esto. Si lo combinamos de esta forma la comida será un placer para los comensales y sacará el mejor partido a todos los ingredientes de los que disponga.

En Cestas Martí nos aseguramos de que en nuestros lotes de Navidad y cestas siempre hayan quesos de la más alta calidad. Descubra nuestra selección.