Sigue siendo discutible si el vino tinto tiene algún beneficio destacado para la salud, sin embargo, varios estudios han demostrado que el consumo puntual de vino tinto puede ayudar a prevenir una serie de enfermedades, incluidas las cardíacas. En este artículo vamos a repasar los supuestos beneficios para la salud de un consumo moderado de vino.

Beneficios de consumir vino de forma moderada

Es necesario recordar que existe una delgada línea entre lo que se considera moderado y lo que se considera excesivo: un consumo excesivo de vino será sin duda perjudicial para la salud. Sin embargo, un par de copas de vino tinto a la semana supuestamente pueden ser beneficiosas.

El vino es rico en antioxidantes

La piel de la uva (así como en la mayoría de las frutas) es muy rica en potentes antioxidantes, que la planta utiliza para protegerse a sí misma de bacterias y enfermedades. Las uvas tintas son más ricas en antioxidantes que las blancas, antioxidantes como los polifenoles, el resveratrol, las epicatequinas, las catequinas y las proantocianidinas.

Mantiene el corazón sano

Uno de los antioxidantes anteriormente mencionados, los polifenoles, puede ayudar a mantener el corazón sano. Los polifenoles evitan la coagulación no deseada al mantener los vasos sanguíneos flexibles. Sin embargo, hay que recordar que en la dosis está el veneno: el consumo excesivo de alcohol daña el corazón.

Regula el azúcar en sangre

El resveratrol, uno de los antioxidantes naturales que se encuentra en la piel de la uva, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre de las personas diabéticas. Varias investigaciones demostraron que las personas que tomaron suplementos de resveratrol consiguieron niveles de glucosa en sangre más bajos que los que no lo hicieron. El resveratrol también se utiliza para controlar los niveles de colesterol y la presión arterial.

Puede reducir el riesgo de cáncer

El consumo regular y moderado de vino tinto puede reducir eficazmente los riesgos de ciertos tipos de cáncer. Varios estudios en laboratorio utilizaron dosis de resveratrol en células cancerosas humanas y descubrieron que este antioxidante presente en el vino obstruye la acción clave de una proteína que ayuda a la multiplicación del cáncer.

Reduce el riesgo de depresión

Un estudio realizado en personas de mediana y avanzada edad demostró que beber cantidades moderadas de vino aleja la depresión. Sin embargo, la relación no siempre implica causalidad, ya que también puede ser que las personas inherentemente positivas, que son las que intentan disfrutar más de su tiempo libre (y por tanto tienen una actitud más positiva frente a la vida en general y por tanto, menos predisposición a la depresión), consumen más vino.

Tiene efectos positivos en el sistema digestivo

Ingerir aquellos antioxidantes presentes en la piel de la fruta ayuda sin duda a la mejora de la flora y microbiota bacteriana, así que por tanto, ingerir estos antioxidantes a través del vino de forma moderada también tiene esos beneficios.

En nuestra web encontrará las mejores cestas de Navidad con vinos, además de lotes de Navidad con otros productos de temporada de la más alta calidad.