Para los amantes de la coctelería no hay descanso en todo el año, tanto para degustar como para inventar nuevas mezclas de licores navideños. No obstante Navidad es la época del año en la que se concentran más comidas, cenas familiares, aperos y comilonas de todo el año y se convierte en el periodo perfecto para deleitar su paladar con nuevas mezclas y sabores en compañía de sus amigos y allegados. Si es usted aficionado a la coctelería es una oportunidad de oro para ejercer de barman improvisado ante la pequeña “clientela” que son sus familiares y conocidos. Además, para “remojar” tantas comilonas, nada mejor que un buen cóctel versionado para Pascuas, como estos 4 ejemplos que le hemos preparado.

Jack Frost

Dificultad: muy baja

Graduación: media

Versión navideña del cóctel clásico Blue Lagoon. Aunque hay una película que tiene el mismo nombre y una de las lagunas geotérmicas más famosos de Islandia también se llama así, Blue Lagoon es uno de los cócteles veraniegos más famosos, por su simplicidad en la preparación y su llamativo color azul. En este caso hemos adaptado el Blue Lagoon original a épocas más frías, añadiendo hielo picado a la mezcla para crear una especie de versión “frozen” y cambiando su nombre por un famoso personaje del folclore escandinavo. Veamos cómo se prepara.

Ingredientes:

  • 1 parte de vodka
  • 1 parte de champán o cava
  • ½ parte de Blue Curaçao
  • ½ parte de zumo de limón
  • 3 partes de hielo

Preparación:

Añada todos los ingredientes en la batidora y mézclelos. Cuanto más rato lo mezcle y a más potencia lo haga más fino quedará el hielo y por tanto más cremoso el cóctel final. Servir en vaso escarchado con azúcar glassé.

Mimosa de Pomelo

Dificultad: baja

Graduación: baja

Para aquellos que no están muy acostumbrados a las bebidas alcohólicas de alta graduación y además son amantes de los sabores secos y ácidos, estas mimosas de pomelo tienen todas los números de triunfar.

Ingredientes:

  • Zumo de Pomelo
  • Champán o Cava

 

Preparación:

Mezclar ambos a partes iguales -o según el gusto- en copa de cava. Si se escarcha la copa con azúcar de colores le podemos asegurar que el cóctel no pasará desapercibido.

Old Fashioned de Sidra

Dificultad: alta

Graduación: alta

Uno de los cócteles clásicos (inventado en el siglo XIX) para los verdaderos amantes del whisky, versionado con un toque de sidra de manzana.

Ingredientes:

  • 3 cubitos de hielo
  • 3 partes de sidra
  • 2 partes de whisky
  • 2 toques de angostura
  • 1 rodaja de manzana para decorar

Preparación:

Combinar los ingredientes en vaso y remover con cuchara larga. Se debe ser muy cuidadoso con mantener las proporciones de ingredientes para conseguir una mezcla homogénea de sabores.

Shirley Temple de Champán

Dificultad: media

Graduación: baja

El Shirley Temple es en su receta original un cóctel sin alcohol, a base de refresco de limón y granadina, bautizado con el nombre de la actriz y posteriormente diplomática Shirley Temple. En este caso le invitamos a que utilice el espumoso de su cesta de navidad o lote para darle un toque diferente a esta mezcla.

Ingredientes:

Cava o champán

Granadina

Cerezas confitadas (para decorar)

Preparación:

Llenar un vaso de tubo con su espumoso favorito, champán o cava y añadir un chorrito de granadina. Las cerezas confitadas como decoración combinarán muy bien con el color rojo que adquirirá la mezcla. Debe ser cuidadoso con la granadina: mucha cantidad endulzará demasiado y estropeará el sabor final.